Albacete a Casas-Ibáñez

Los días que trabajo en un pueblo que se llama Casas-Ibáñez, tengo que ir con professores del instituto porque no tengo un coche aquí en España. La distancia entre Albacete, donde yo vivo, y el pueblo es de 50 kilometros y dura 50 minutos. Aunque a veces me quejo a mis amigos que trabajan en Albacete y entonces tienen que andar diez unos minutos, recientemente me di cuenta que los viajes también van a quedar en mis memorias de España por mucho tiempo. A los españoles les gusta hablar. Muchos hablan rápidamente y con voces altas. El coche es un sitio perfecto para conversaciones sin distracciones. Los profesores de mi instituto hablan sobre muchas cosas, pero los temas más comunes son: los alumnos, los padres, los profesores, el tiempo, la rueda (del viaje), las comidas, y planes de fin de semana. Los viajes son oportunidades buenas para aprender cosas. A mí me gusta hablar sobre la cultura, historia, y los eventos acutales en España. Hoy escucho sobre el milagro de los cambios profundos que occurieron después del régimen de Francisco Franco. Antes, las mujeres no podían llevar minifaldas, pero ahora exhiben sus pechos en la playa. Antes, a veces los profesores pegaban sus alumnos. Ahora a veces los alumnos gritan a sus profesores. Antes Franco podía hacer casi cualquier cosa relacionado a los actividades economicas. Ahora el presidente tiene mucha menos influencia, y además los politicos extranjeros determinan muchas cosas como España comparte su dinero con otros paises. Así, durante el viaje de 50 minutos, 50 años de la historia de España pasan. Durante el viaje de 50 kilometros, todos los sitios del mundo aparecen. Pero, claro, muchas veces hablamos sobre cosas que no saben la nocion del tiempo y cosas de Albacete, una ciudad que ya dejamos para ir a Casas-Ibáñez. Fuera del coche, veo la tierra tan liso sin rascacielos que roban el cielo. Cada vez durante el viaje, pienso que seria muy bueno si podia traer una camara con fish-eye lens para recordar la vista del cielo de 360 grados. Pasamos la ciudad, el poligono, sitios de construcciones, policía que está escondida para medir la velocidad de los coches, viñedos, un lago que tiene patos a veces, el río Júcar, colinas, una carretera muy bonita entre unas pinos, unas tintas ricas de verde y marron en la tierra, arboles de almendras y olivas, molinos de viento, pueblos, un pueblo qué se llama Fuentealbilla donde cuelga una bandera para mostrar su orgullo por Iniesta, tiendas, restaurantes, bares, casas, y al final, bajamos del coche para ir a nuestro destino y empezar un nuevo día. -Abril 2011

2 comentarios en “Albacete a Casas-Ibáñez”

Los comentarios están cerrados.